Terroristas musulmanes suspenden atentados tras ola de hashtags

Los comandos conjuntos del Estado Islámico, Al-Qaeda y varios más anunciaron el cese temporal de sus atentados en todo el mundo, debido a la ola de solidaridad en las redes sociales, como #PrayForManchester y #PrayForLondon.

“La verdad es que nos han tocado el corazón. Todo ese amor, esa paz, ese sentimiento de cambiar el mundo con un #, nos ha convencido de que debemos meditar en nuestras acciones, al menos por un tiempo”, explicó el Comando Conjunto de Terrorismo Musulmán ALA-BOOM, en un comunicado colgado en su canal oficial de Twitter.

#ElAmorVenceTodo fue el hashtago con el que los terroristas islámicos acompañaron su mensaje.

Las autoridades, en vista del efecto arrollador de los hashtags han alentado a que se sigan difundiendo y creando más y mejores. “De esta forma acabaremos con la locura terrorista, con un poder que ni el de las armas ha conseguido jamás”, aseguró el comandante policial del Reino Unido.

Historiadores europeos también han expresado su sorpresa, y algunos lamentaron que “herramientas tan hermosas y efectivas como los hashtags no hubieran existido hace tantos siglos, cuando los cristianos tuvieron que expulsar con armas a los invasores musulmanes que siempre fueron tan pacíficos y amorosos”.

Vaticano compra @PontifexFrases porque le creen más que al Twitter oficial del Papa

El Vaticano anunció hoy la compra de la cuenta @PontifexFrases para convertirla en uno de sus nuevos canales oficiales. Esto debido a que sus estadísticas demuestran que la mayoría de usuarios la cita más que a la cuenta oficial del Papa Francisco, @Pontifex_es.

“La verdad nos enojaba un poco que la gente, especialmente los católicos, compartieran estas frases falsas, que más parecen salidas de un libro de Coelho u Osho antes que de un pontífice. Pero como dice el dicho, si no puedes con ellos mejor los compras. Y así irán mejor las cosas”, dijo el –aún, hasta nuevo aviso de Spadaro– vocero del Vaticano, el Padre Federico Lombardi.

Lombardi confirmó que la transacción fue posible gracias a una importante donación de los obispos alemanes, siempre atentos a la ortodoxia católica, que serán los que se encargarán de administrar la cuenta @PontifexFrases de aquí en adelante.

Con esta adquisición “la Santa Sede se pone una vez más a la vanguardia de la tecnología, la comunicación y las redes sociales”, dijo Lombardi ante la sonora celebración en aplausos y risas de los periodistas en la sala de prensa del Vaticano.

“Sea como sea, ya los católicos no deben preocuparse más. Copien y peguen los textos de @PontifexFrases, que ahora tendrán el nihil obstat y el imprimatur de la Santa Sede”, sentenció.

Proponen que Twitter y no la Iglesia sea quien determine qué es pecado y qué no

El Colectivo Laicista Internacional (CLI) propuso a la Organización de Estados Americanos (OEA) publicar una normativa para que sea Twitter y no la Iglesia quien determine qué es y qué no es pecado. Una medida de este tipo, explicaron, garantizaría la inclusividad del cielo y “el fin del patriarcado opresor utilitarista explotador y con marcado discurso de odio de la Iglesia Católica”.

El lema elegido por el CLI para promover su propuesta en la OEA es “¿Quién soy yo para juzgar cuando mejor puedo tuitear?”.

LEE TAMBIÉN: Vaticano compra @PontifexFrases porque le creen más que al Twitter oficial del Papa

“En adelante, los obispos solo tendrían un papel consultivo. Como para preguntarles qué les parece y luego ignorar sus comentarios, porque son obviamente mensajes de odio”, explicó el presidente del CLI, Lenin Casarroja.

Casarroja indicó que la definición de los pecados se realizaría en consulta abierta, con la mecánica de encuestas con la que ya cuenta Twitter. “Así se garantiza que la decisión de quiénes se van a condenar en el infierno sea lo más democrática posible”.

Aunque el presidente del CLI se confiesa ateo, insistió en que la propuesta de su organización es la que mejor puede servir a los católicos, “pues frecuentemente andan confundidos, con eso de que un obispo dice esto, pero el más progre dice lo otro”.