Científicos descubren el secreto mejor guardado de La Última Cena de Da Vinci

¡Dan Brown ya está preparando un nuevo libro con estos hallazgos! Un equipo de científicos resolvió un enigma que ha atormentado a la humanidad desde… bueno, desde que los documentales de History Channel, Discovery Channel y National Geographic aparecieron.

Y ese secreto es que… los memes modernos se originaron en las expresiones de algunos de los apóstoles pintados por el genio italiano Leonardo Da Vinci en La Última Cena.

El estudio fue realizado en conjunto por científicos de la NASA (Natural Association for Studies of Arts) en colaboración con las expertas en la materia Heather Wise y Cecilia Giménez.

Y aquí están los primeros avances en exclusiva para Hechos215.com:

 

¿Y ahora qué pasará con la cabeza Simpson del Niño Jesús de Ontario?

Ahora que unos ladrones, en un episodio de profunda conversión –dicen algunos que inspirada tras una visita a Bosnia-Herzegovina– devolvieron la cabeza del Niño Jesús de Ontario, muchos se han quedado con una inquietud que clama al cielo: ¿y ahora qué pasará con la cabeza de Maggie Simpson? ¿Cómo le podremos encontrar un lugar digno?

Tranquilos, ya todo está solucionado. Gracias a los contactos de alto nivel de Hechos215 en el Vaticano, le hemos encontrado un nuevo hogar a la cabeza que ha alimentado las mayores pesadillas artísticas de las últimas semanas.

LEE TAMBIÉN: Ladrones devuelven cabeza del Niño Jesús en Ontario tras ver la “restauración”

En adelante, la cabeza de Maggie ocupará un lugar de lujo en el Vaticano como la nueva cabeza de Martín Lutero.

Con eso resolvemos otros dos problemas: los más resentidos católicos que se escandalizaron (ok, “nos” escandalizamos) con la colocación de una estatua del Justin Bieber de los protestantes. Y quienes se preocupaban (ok, “nos” preocupábamos) por el destino final de la obra artística.

En los próximos días, la nueva fusión artística sería instalada en los Jardines Vaticanos.

Ladrones devuelven cabeza del Niño Jesús en Ontario tras ver la “restauración”

Profundamente conmovidos por lo que consideraron “un atentado contra la fe, el arte y, en general, el buen gusto”, los ladrones que se llevaron hace algunos días la cabeza de la imagen del Niño Jesús en Ontario, Canadá (más al norte de Estados Unidos pero antes de llegar a la casa de Santa Claus) decidieron devolverla.

“Aunque ustedes no lo crean, los ladrones tenemos sentimientos. Y, la verdad, esta vez nos dio mucha pena, porque lo dejaron refeito al Niño, así que dijimos mejor devolvámoslo”, confesaron en exclusiva para Hechos215.

Resulta que luego de que los ladrones se llevaran la cabeza del Niño Jesús en la parroquia de Ste. Anne des Pins, una feligresa, seguro con la mejor de las intenciones (aunque de buenas intenciones está empedrado el camino al infierno), decidió improvisar ella una nueva cabeza, gracias a sus clases de alfarería con la película Ghost.

¿El resultado? La cabeza de Maggie Simpson sobre el cuerpo del Niño Jesús.

“Un abuso postconciliar”, se apresuraron a quejarse los siempre tradicionales lefebvristas.

“Un acercamiento artístico a las periferias”, intentaron justificar algunos jesuitas.

La cosa es que, para acabar con la discusión, los ladrones decidieron devolver la cabeza del Niño Jesús y acabar con la lluvia de memes.

¡Gracias Señor! ¡Aplaca tu ira!