Vaticano

El Papa Francisco prohíbe el uso de la sotana

El Papa Francisco prohibió definitivamente el uso de la sotana para los sacerdotes de todo el mundo. ¿La razón? Muy simple, que “ya pasó de moda”.

La decisión la tomó el Sumo Pontífice tras un encuentro con los jesuitas (sí, “esos” jesuitas) el 1 de agosto del 2018 en el curso “European Jesuits in formation” en Roma.

LEE TAMBIÉN: Vaticano: Vírgenes consagradas ya no tendrán que ser vírgenes

Según dijo en su comunicado, publicado por el Presidente de la Orden de Comunicación del Vaticano, es hora de “nuevos paradigmas” y un “aggiornamiento” en la vestimenta de los sacerdotes. Es decir, fomentar la moda setentera de guayaberas y camisas con cuadros.

Como nuestros abuelitos, sí.

Franciscus recordó que en su reunión con los estudiantes jesuitas, que quién sabe si llegarán a ser buenos sacerdotes, dijo: “cuando yo era estudiante, cuando se debía ir donde el General, y cuando con el General debíamos ir a donde el Papa, se llevaba la sotana y el mantelo. Veo que esta moda ya pasó, gracias a Dios”.

La decisión del Papa tendrá efecto mandatorio a partir del 1 de septiembre y afecta “a todas las diócesis, congregaciones religiosas y sociedades sacerdotales cismáticas en todas partes del mundo, sin excepción”.

Así que ya saben, están advertidos, los que usan esa ropa “pasada de moda” deben colgar las sotanas. Pues es claro que el mundo de hoy necesita, como decía el propio Papa Francisco citando a San Juan Pablo II en su Encíclica “Novus Sacerdotium”: “Necesitamos santos sin velo, sin sotana. Necesitamos santos de jeans y zapatillas. Necesitamos santos que vayan al cine, escuchen música y paseen con sus amigos. Necesitamos santos que tomen Coca Cola y coman hot-dogs, que sean internautas, que escuchen iPod. Necesitamos santos sociables, abiertos, normales, amigos, alegres, compañeros”.

Ahora sí: ¡Ven pronto Señor!