Sobredosis de “amén” causó bloqueo masivo de páginas católicas

Se veía venir. Dejen de dar tanto “amén”. Escriban algo más productivo. Como nosotros.

¿Se enteraron que hubo un bloqueo masivo de páginas católicas en Facebook? Claro, no sintieron la gravedad porque su página favorita, Hechos215, resultó ilesa, pero la calle, allá afuera, está dura.

Y Aleteia sigue en línea.

Y las de los jesuitas también.

¿Por qué, Facebook, por qué?

Pues por tanto “amén”. Y no lo decimos nosotros, lo dice “Favinho”, un músico católico convertido en diputado federal de Sao Paulo, en la tierra de o mais grande do mundo, Pelé.

Según Facebook, se trató de “un mecanismo de detección de spam” funcionando erróneamente.

Pero para muchos eso no quedó claro. Ahí entra Favinho y nos muestra la luz: “Esta herramienta detectó en estas páginas bloqueadas una palabra que generó la confusión. La palabra fue amén”.

¿Ahora entienden la gravedad de sus actos?

Escriban “amén” si entendieron.