El Papa Francisco, siempre sensible a los tiempos y guiado por el Espíritu Santo, dedicó su última intención de oración, la del mes de julio, a la conversión de los que están más alejados de la fe: los jesuitas en la actualidad.

¿Quién más lo va a saber mejor que un hombre que los ha sufrido tanto durante tantas décadas como él mismo?

Con cada intención de oración, el Papa propone que todos los católicos del mundo nos unamos para rezar durante todo un mes por un motivo específico.

Este mes, como pueden ver, es por los miembros de la Compañía de Jesús, los jesuitas, también conocidos como “esos curas que ya ni se visten como curas ni creen como católicos”.

Escuchemos al Papa con sencillez y humildad, y sigamos su pedido de rezar incansablemente para que la Compañía de Jesús vuelva a ser lo que algún día su fundador, San Ignacio de Loyola, Nacho: Para Mayor Gloria de Dios.

Aquí tienen el video completo:

Comentarios

comentarios