¡Dios sí castiga! Y si alguien todavía tiene alguna duda, esta cruz que cae sobre un grupo de izquierdistas y separatistas vascos y catalanes (pero españoles, aunque les duela) que quisieron derribarla lo demuestra.

El grupo de izquierdistas presenciaba lo que pensaban era una celebración, con banderitas, smartphones para grabar el acontecimiento y todo.

Y así iban hasta que… a la 1… a las 2… y a las… ¡espera!… ¡viene hacia aquí!

Y la cruz cayó sobre los que alegremente celebraban su caída.

Entre 4 y 6 heridos, dicen, incluida una mujer con las piernas rotas.

La paciencia de Dios tiene un límite 😉

Comentarios

comentarios