Un joven católico recurrió por 1567 vez a Lucas 6,37, para juzgar a su próximo “justificadamente”, para sorpresa de absolutamente nadie.

“Eres un desgraciado por decir que los católicos que no te simpatizan son unos desgraciados. Te vas a ir al infierno y eres un mal cristiano, recuerda que Jesús dijo ‘no juzguéis y no seréis juzgados’”, escribió Fariseico Judas en un comentario a un artículo teológicamente sustentado de Hechos215.

“Lo que tú haces no es cristiano, porque solo yo sé lo que es cristiano y por eso te juzgo”, añadió.

Según científicos de la NASA, si el católico en cuestión se diera cuenta que está juzgando al mismo tiempo que pide no juzgar, podría desencadenar una paradoja que iniciaría el fin del mundo.

Así que cuidado.

Comentarios

comentarios