Esto está casi al mismo nivel que la evangelización pornográfica de Siempre Fía.

No digan que no les advertimos, suavecito, despacito, pasito a pasito: “Despacito” esconde un mensaje satánico y te sorprenderá cuál es.

Pues resulta que alguien se tomó la molestia de hacer sonar el hit de Luis Fonsi y Daddy Yankee al revés y, además de mala música (que lo mismo escuchas en la versión original) encontró frases contundentemente satánicas.

Así, en esta nueva versión nada bailable se puede escuchar cosas como: “El demonio está en mi canción y en mi sonido”, “él es el dios”, “demonio” y “Belcebú”.

Ya saben qué es lo que estaban bailando, pecadores, adoradores de Satanás y, lo que es peor, cristianos de pésimo gusto musical.

Comentarios

comentarios