Así fue la bendición del Papa Francisco al Chilaquil

Con una emotiva ceremonia en la Sala Pablo VI del Vaticano, el Papa Francisco dio su bendición a la sensación de las redes sociales: el Chilaquil.

La fama en Facebook no fue en vano. Los “amén” tampoco.

El Chilaquil fue llevado sin correa y guiado a silbidos por una vendedora de tacos, de la estación Aeropuerto de CDMX.

Aquí una instantánea del momento:

 

El Papa, conmovido por la sonrisa del Chilaquil, recordó que es doctrina infalible de la Iglesia que los perros pueden ir al cielo.

“Naturalmente, el mejor amigo del hombre, así sea feo como el Chilaquil, tiene el derecho dado por Dios para acompañarnos en la vida eterna”, dijo.

“Así que Chilaquil, serás feo en esta vida y en la otra”, mencionó, causando risas entre los presentes.