10 frases que no le gusta escuchar a tu confesor

Hay todo tipo de confesores: de los que te aconsejan, de los que te absuelven rápido, de los que te absuelven a mitad de tu confesión, de los que no te absuelven, de los que son jesuitas. Y así.

Pero sea quien sea tu confesor, mientras sea uno bueno, hay cosas que a ninguno le gustaría escuchar.

Recopilamos algunas de esas para que no cometas el mismo error que tantos.

1. Padre, soy el que vino ayer…

2. Padre, soy al que confesó hace diez minutos…

3. ¿Dijo solo dos Padres Nuestros, verdad?

4. *Recibe un Rosario de penitencia* Padre, ¿por qué tanto? Ni que hubiera matado a alguien.

5. Padre, confieso que he contado chistes sobre mi último confesor.

6. Señor, buen día y disculpe que lo molestemos en este, su lugar de trabajo. Somos testigos de Jehová y le traemos la buena nueva.

7. Padre, he leído a Gustavo Gutiérrez.

8. Padre, ¿(llene su pecado aquí) es pecado?

9. Padre, *25 minutos de historia de la vida sin asumir ningún pecado específico y culpando de todos los males al hijo, hermano, sobrino, marido o esposa*.

10. -Ave María Purísima. –Buenos días, Padre.

Bonus:

Al fin me atiende, Padre. Estuve en la fila como media hora. Deberían poner a otro atendiendo para que avancemos más rápido. Así avanzan más rápido las filas, como en McDonald’s.