Boletín Parroquial

Decir “Amén” al final del Padre Nuestro en Misa no es pecado

Una inquietud que ha atormentado a la cristiandad desde que la nueva Misa fue estrenada: ¿Decir “Amén” al final del Padre Nuestro en la Misa está bien? ¿Está mal? ¿Es pecado? ¿Al cabo que por qué no decimos “Amén”, entonces?

El teólogo y sacerdote Experticio Seminario responde exclusivamente para Hechos215: Pues, no, no es pecado decir “Amén” al final del Padre Nuestro en Misa, pero evidencia que uno no recuerda ni la más fundamental lección de la primera Comunión.

LEE TAMBIÉN: Joven va a Misa carismática y queda atrapado en 8 horas de alabanza

Sin embargo, sí habría peligro para los que imitan todos los gestos del cura celebrante.

“Si ya es un hábito y andan imitando todo lo que hace uno en la Misa, pues sí, podría haber un peligro de irse al infierno” porque “eso es faltarle el respeto al sacerdote, que es Alter Christus, otro cristo”.

También hay riesgo de excomunión para los que exageran con el rito de la paz y caminan de dos a más bancas hacia delante, atrás o a los lados.