Esto sí puedes comer en Miércoles de Ceniza y Viernes Santo (y toda la Cuaresma)

Con el Miércoles de Ceniza comienza la Cuaresma, un tiempo de penitencia que se vive especialmente con ayuno, limosna y oración.

Pero en Miércoles de Ceniza y en Viernes Santo toca ayuno y abstinencia, lo que incrementa el desafío al doble de dificultad penitencial.

¿Y entonces qué comeré? Tranquilo, papu, para eso nos tienes y tenemos el alimento definitivo con el que resistirás hasta el final de los tiempos:

La Palabra de Dios

“No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” dijo el Señor. Así que amén.

Caso cerrado.