Lutero a un paso de los altares: El Vaticano reconoce sus “virtudes heroicas”

Es oficial, todo lo que necesita Martín Lutero es un pequeño milagro –o algo que se le parezca– para pisar los altares católicos que alguna vez despreció.

Una resolución del Vaticano, con fecha 3-1-17, determinó que el fundador de lo que alguna vez se consideró “el compendio de todas las herejías” cumplió con las “virtudes heroicas” y es un “testigo del evangelio”.

Un milagro más y será el “Beato Martín Lutero”. Otro sumado a este y lo tendremos que llamar “San Martín Lutero”.

La decisión de la Santa Sede no ha estado libre de polémica. Hay quienes, como Religión Digital, ya comenzaron el festín, mientras que los conocidos como “ultraconservadores”, advirtieron, por enésima vez, que estamos al borde del cisma.

Un tercer grupo se ha preguntado: ¿de qué podrían nombrar patrono a Martín Lutero?