Boletín Parroquial

#LadyConfesionario aparece en parroquia y congestiona la fila de confesión por 2 horas

El terror de todo confesor y feligrés apareció esta mañana en una parroquia de Ciudad de México: #LadyConfesionario llegó a contarle al cura no sus pecados, sino todo su quehacer familiar y extrafamiliar de los últimos 15 días y congestionó la fila de confesión durante aproximadamente 2 horas.

Chismes del vecindario, las dificultades de su pequeño hijito de 32 años para conseguir trabajo e irse a vivir fuera de la casa y el precio exorbitante de la gasolina fueron algunos de los temas que entretuvieron a #LadyConfesionario durante todo el rato que, aparentemente, no se estuvo confesando.

Esto, obviamente, no causó un sentimiento de recogimiento y de contrición entre quienes esperaban su turno.

“Esto está mucho peor que el periférico en hora punta”, se quejó uno de los feligreses que esperaba en la fila.

A pesar de los reiterados intentos del cura de darle la absolución a #LadyConfesionario permaneció en su lugar y no fue hasta que le avisaron que estaban pasando su episodio favorito de La Rosa de Guadalupe, que abandonó la iglesia.

Y no, nunca confesó sus pecados.