El corazón de los escritores de Aleteia es muy, pero muy sensible. Se conmueve con cada cosa que pasa, incluida la aparente conversión de Jude Law mientras actuaba como un pontífice débil por el cigarro, la carne y el abuso de poder.

Aleteia dice: “Las filmaciones de la ficción The young Pope (El joven papa) lo hicieron cuestionarse profunda e íntimamente, sobre un tema: ‘¿Qué es la fe?’. A partir de ahí nació una larga reflexión”.

¿Cómo se llama la obra, perdón, la noticia?: “Jude Law: Durante la filmación de ‘The Young Pope’ redescubrí mi fe”.

LEE TAMBIÉN: 10 ocasiones en las que Aleteia nos hizo reír y llorar simultáneamente en el 2016

Sin importar que “El joven papa” presente a un Sumo Pontífice sociópata, que miente compulsivamente y que aparentemente tampoco cree mucho en Dios.

Se nos escapan las lágrimas.

Casi al final, en unas líneas que conmueven cualquier corazón, Aleteia, bajo el título “Busquen el camino hacia Dios”, asegura que “no es casualidad” que “El joven papa” lanzara este mensaje “a los fieles reunidos en la plaza San Pedro en un insólito horario nocturno: ‘Se han olvidado de Dios, nunca les estaré cerca, no tengo nada que decirle a quien alimenta dudas, son ustedes que deben probar que Dios no existe. Dios existe. No les mostraré ningún camino: búsquenlo’”.

Definitivamente un testimonio inspirador. Gracias, Aleteia.

Comentarios

comentarios