Luego de asumir públicamente su error por una ecuación básica que no le resultó bien en Twitter, el jesuita Antonio Spadaro (que se promociona como la “mano derecha” del Papa Francisco) admitió que las matemáticas no son lo suyo, y por eso decidió entrar al sacerdocio.

LEE TAMBIÉN: Martin Scorsese prepara nueva película sobre cómo se echó a perder la orden jesuita

El tweet que encendió las redes decía algo así, si es que lo llegamos a entender: “la teología no es matemáticas. 2+2 en teología pueden hacer 5. Porque tiene que ver con Dios y la vida real de las personas”.

En las matemáticas teológicas jesuíticas aparentemente esto tendría algo de sentido.

Pero tras la lluvia de comentarios, eventualmente el padre Spadaro tuvo que admitir la realidad: “sí, yo nunca fui bueno en matemáticas, menos en ecuaciones”.

“Cuando llegó la hora de elegir la profesión, había pensado en astronomía para evangelizar a los extraterrestres, pero para huir de las matemáticas decidí entrar en el seminario”, confesó al diario italiano L’Trampa.

“Ahora soy feliz con mi vocación jesuita”, dice Spadaro, pues en su congregación “no hay más ciencias exactas ni verdades objetivas: todo es relativo”.

“Ahora puedo sumar mal y siempre tendré la razón”.

Comentarios

comentarios