Un grupo de científicos y todo tipo de expertos de todas las materias disponibles y de algunas inventadas ingresaron a la tumba de Jesús (con la excusa de limpiarla y hacerle algún arreglo) y se toparon con una increíble sorpresa de la cual aún nos estamos reponiendo.

LEE TAMBIÉN: “¡Basta ya!”: Dios exige a Morgan Freeman que deje de hacer dinero a costa de su imagen

El estudio es parte de un documental, de esos a los que nos tiene acostumbrado NatGeo.

Resulta que entre sacar algunas piedras de por aquí y otras de por allá, se encontraron con lo que María Magdalena y los apóstoles descubrieron hace ya más de 2000 años.

¿Cómo es eso?, nos dirán.

Pues que los expertos descubrieron que la tumba de Jesús… sigue vacía.

Culminada la limpieza, los científicos y demás eruditos se retirarán a preparar otro documental tratando de negar la existencia histórica de Jesús o modificarla a su conveniencia, informaron en un comunicado de prensa.

Comentarios

comentarios