Ladrones devuelven cabeza del Niño Jesús en Ontario tras ver la “restauración”

Profundamente conmovidos por lo que consideraron “un atentado contra la fe, el arte y, en general, el buen gusto”, los ladrones que se llevaron hace algunos días la cabeza de la imagen del Niño Jesús en Ontario, Canadá (más al norte de Estados Unidos pero antes de llegar a la casa de Santa Claus) decidieron devolverla.

“Aunque ustedes no lo crean, los ladrones tenemos sentimientos. Y, la verdad, esta vez nos dio mucha pena, porque lo dejaron refeito al Niño, así que dijimos mejor devolvámoslo”, confesaron en exclusiva para Hechos215.

Resulta que luego de que los ladrones se llevaran la cabeza del Niño Jesús en la parroquia de Ste. Anne des Pins, una feligresa, seguro con la mejor de las intenciones (aunque de buenas intenciones está empedrado el camino al infierno), decidió improvisar ella una nueva cabeza, gracias a sus clases de alfarería con la película Ghost.

¿El resultado? La cabeza de Maggie Simpson sobre el cuerpo del Niño Jesús.

“Un abuso postconciliar”, se apresuraron a quejarse los siempre tradicionales lefebvristas.

“Un acercamiento artístico a las periferias”, intentaron justificar algunos jesuitas.

La cosa es que, para acabar con la discusión, los ladrones decidieron devolver la cabeza del Niño Jesús y acabar con la lluvia de memes.

¡Gracias Señor! ¡Aplaca tu ira!