Apple reveló ayer las nuevas versiones de su producto bandera, el iPhone 7 y su hermano mayor, el iPhone 7 Plus.

Dos increíbles piezas de tecnología, a prueba de salpicones de agua y con nuevos audífonos bluetooth.

Las preguntas y dudas teológicas han asomado pronto.

Que si la resolución de su Retina Display podría afectar en algo cómo los más piadosos leen Aleteia o si su ausencia de agujero para audífonos incomodará a quienes escuchan la discografía completa de Martín Valverde en Spotify.

Pero queda la importante pregunta de cómo afectará esto tu vida cristiana.

Muy simple: En nada. 🙂

Comentarios

comentarios