El (aún) vocero oficial del Vaticano, Padre Federico Lombardi, aclaró que una aparente caída del Papa Francisco hoy en el Santuario de Częstochowa de Polonia durante la JMJ Cracovia 2016 no fue tal, sino que el Santo Padre estaba “probando la resistencia del piso”.

El mundo se volvió loco hoy porque el Papa pareció caer aparatosamente al comenzar la misa en el santuario mariano más importante de Polonia. La salud del Papa, una vez más, se convirtió en una preocupación mundial.

Pero calma, pueblo, todo estaba fríamente calculado.

“El Papa tiene un físico perfecto y lo que más le preocupa últimamente es que los pisos de los escenarios en los que celebra la misa estén bien construidos. Por eso le ven que cada vez, con más frecuencia, se acerca al piso para probar la resistencia”.

“¡No contaban con su astucia!”, bromeó Lombardi.

Comentarios

comentarios