A apenas una semana de que el Papa Francisco presente su esperada exhortación apostólica post-sinodal “Amoris Laetitia”, el famoso vaticanista George Tornillio ha presentado una alternativa de solución a una de las polémicas desatadas durante el pasado Sínodo de la Familia.

“Galletitas y jugo de uvas son una posible solución. Vamos, los divorciados solo quieren participar, no ser discriminados y, de paso, conseguir un bocadito a dos tercios de Misa”.

LEE TAMBIÉN: “Los Amores de Leticia”: Nueva exhortación apostólica del Papa inspira telenovela mexicana

Para Tornillio, todo el asunto ha sido completamente mal enfocado. “Todo se ha convertido en que si el pecado, que no el pecado, que la Comunión, que no pueden acceder a la Eucaristía, y nadie ha hecho una propuesta real y factible, pero aquí les tengo una”, escribió en el diario italiano La Trampa.

El vaticanista, que ya ha entrevistado un par de veces a Francisco, dijo que su propuesta encaja perfectamente en el Año de la Misericordia y resuelve la mayoría de impases entre cardenales “conservadores” y los “progresistas” alemanes.

“Con esto ni se degrada lo sagrado de la Eucaristía ni los obispos alemanes pierden a los fieles que con su política de ‘si no pagas tu impuesto no hay sacramentos’ los han convertido en la Iglesia más adinerada del mundo. ¡Todos ganan!”.

¿Será esta una de las soluciones que Francisco tomará en cuenta en su próximo documento? ¡Nos morimos (de hambre) por saber!

Comentarios

comentarios