El prestigioso presidente de la República Bolivariana Democrática y Plurinacional de Venezuela, Nicolás “el Maduro”, amenazó con un singular castigo a un sacerdote que pidió medicinas en Twitter.

El sacerdote pidió unos días antes dos pastillas para el dolor de cabeza en su cuenta y en la de varios amigos, así como en la de las principales cadenas nacionales de radio y televisión.

LEE TAMBIÉN: En Venezuela habrá Misa solo los domingos por ahorro energético

“Eres un golpista contrarrevolucionario que no tiene idea de quién fue el gran Bolívar ni el sumo comandante Chávez. No sabes nada de cortesía ni de defensa de la democracia que amamos todos los que hacemos parte de este gobierno vitalicio. Deberías aprender del gran y supremo hacedor Fidel y del eximio Evo Morales. Eres un enemigo de la causa bolivariana, del pueblo, de los derechos humanos y de los que amamos la libertad. Por eso te vamos a lapidar con papel higiénico”, dijo Maduro en su programa “Habla Presidente” mientras engullía un delicioso banano.

El mandatario, que comenzó el programa puntualísimo a las 8:15 de la mañana, siguió durante algunos minutos más (unos 149) su diatriba contra el presbítero que osó pedir las medicinas, que ya no existen en Venezuela.

Al rato, ya bastante entrada la noche, recibió un papelito de uno de sus edecanes. El mensaje decía: “Su Excelencia, no se olvide que el único que tiene papel higiénico es usted. Nadie más. ¿Cómo vamos a ejecutar el castigo si no tenemos las armas para la victoria? ¿Nos va a prestar los rollos y la ametralladora especial que se mandó a hacer para dispararlos en el jardín de su casa?”.

Contrariado y algo desubicado por el mensaje, Maduro reaccionó y decidió cambiar su moción para luego prometer que iban a “ahogar en leche” al cura, que ya no puede caminar, en la piscina olímpica del Palacio de Miraflores.

El mismo edecán corrió con un nuevo mensaje. Al verlo acercarse, Maduro le hizo una seña para que volviera por donde vino y cambió abruptamente de tema.

Comentarios

comentarios